¡No Mas Chuecos!

Un Anuncio de Servicio Público (PSA) para todos los trabajadores indocumentados en Colorado.

Lo Que Necesitas Saber

El robo de identidad, también conocido como fraude de identidad, es un delito criminal en el que un individuo obtiene datos claves de información personalmente identificable, tales como el número de seguro social o de una licencia de manejo, con el propósito de asumir la identidad de dicha persona.

A pesar de que el robo de identidad se considera como un crimen sin víctimas, el robo de identidad puede tener un impacto significativo tanto en la víctima como en otros individuos involucrados. Mas allá del costo económico y de tiempo, la carga emocional para la víctima de un robo de identidad puede ser severa.

Las victimas pueden tardar algún tiempo en superar el estrés económico del robo de identidad. Para individuos que ya experimentaban alguna inseguridad de ingresos o dificultades económicas, este estrés aumenta. Víctimas pueden sentir vergüenza y culparse por el hecho de que alguien más haya asumido su identidad. Culparse puede provocar aún más daño emocional. Además, con frecuencia las victimas se sienten vulnerables o expuestas, y como consecuencia se les dificulta confiar en otros después de sufrir un robo de identidad. Las consecuencias tanto criminales y de inmigración para los individuos indocumentados que se encuentren involucrados en un robo de identidad pueden ser graves.

Las consecuencias tanto criminales y de inmigración para los individuos indocumentados que se encuentren involucrados en un robo de identidad pueden ser graves.

Es importante saber que:

Documentos falsificados y el robo de identidad: riesgos, consecuencias, y recursos para inmigrantes

En la industria de chuecas, existen sistemas profundos de desinformación, coerción y explotación. La mayoría de los trabajadores indocumentados que han obtenido alguna identificación falsificada son vulnerables a ser deportados debido a una condena penal por acciones que cometieron ni deliberadamente ni voluntariamente.

Aun si se cometiera la acción sin conocimiento previo de su impacto, la víctima de un robo de identidad tiene derecho a que se restaure la justicia ante la violación. Un componente de la justicia restaurativa incluye la difusión acerca del robo de identidad y chuecas, para prevenir daños mayores o futuros.

Tomar Medidas

El uso de documentos falsificados y el robo de identidad puede ocasionar un impacto dañino y perjudicial en la vida de la víctima, tal como:

El uso de documentos falsificados y el robo de identidad también tiene un impacto dañino y perjudicial en los inmigrantes indocumentados, sus familias y comunidades, tal como:

*nota: Muchos individuos indocumentados pueden obtener el estatus legal, incluso durante el procedimiento de deportación. Es importante recalcar, una persona con alguna condena penal, como el robo de identidad, puede perder esta oportunidad.

Estrategias para protegerte

Reduzca su vulnerabilidad al daño, encarcelamiento y la deportación, y evite el uso de documentos falsificados

A continuación se presentan algunas estrategias para manejar las vulnerabilidades relacionadas con el estatus y la autorización de trabajo

La Historia de Ingrid

Ingrid Encalada llegó a los EEUU a los 17 años de edad. El país que dejó era muy pobre y elle tenía la esperanza de poder alcanzar una mejor vida en los EEUU. Pero al no poseer ninguna identificación emitida por el gobierno ni número de seguro social, ella encontró que sus oportunidades estaban severamente limitadas.

Después de varios años de sufrir circunstancias económicas muy difíciles, Ingrid se enteró de que podía comprar una identificación “chueca” (fake ID) en la calle a tan sólo $100. Le dijeron a Ingrid que las chuecas proveían acceso a un mejor trabajo con un pago cada quincena, y que proveían mayor seguridad económica y la oportunidad de rentar alojamiento e inscribirse en la universidad. Para los inmigrantes indocumentados como Ingrid, una chueca representa una protección tangible, aunque frágil, en contra de la explotación salarial y laboral a mano de patrones que, con demasiada frecuencia, explotan el estatus migratorio de sus empleados por pagarles un salario injusto o por robárselo a través de una variedad de tácticas.

Dentro del contexto de la precariedad como una inmigrante indocumentada, Ingrid eventualmente tomó la misma decisión tan difícil que muchos otros toman—una decisión que no tomarían bajo otras circunstancias: compró una chueca. La persona que se la vendió habló poco acerca de los riesgos, pero nunca indicó a Ingrid que el número de seguro social pertenecía a otra persona y que, al usarlo, Ingrid falsificaba su propia identidad por adoptar la de la otra persona. Si lo supiera, no hubiera tomado la decisión que tomó.

Con la protección de las condiciones laborales seguras y decentes que la chueca le proveyó, Ingrid sentía más empoderada para contribuir a su comunidad y a la sociedad que la rodeaba. Ingrid comenzó a edificar una mejor vida para si misma. Encontró un trabajo lavando platos en un asilo para ancianos, ganando $6/hora (el sueldo máximo que había ganado hasta ese momento) y rápidamente ganó la confianza de su gerente y sus supervisores. Ingrid era una empleada ejemplar: honesta, diligente y hábil. Con la oportunidad para pasar a un trabajo aún más seguro, Ingrid comenzó a tomar clases de inglés como un segundo idioma para que pudiera integrarse aún más plenamente a la sociedad estadounidense.

En 2010, las autoridades llegaron a su trabajo y la arrestaron por robo de identidad. La mujer cuya identidad Ingrid había adoptado sin saberlo cuando compró su chueca era recipiente de beneficios del gobierno, los que perdió por el estatus laboral de Ingrid. El impacto no se puede negar—ser la víctima de un robo de identidad puede ser una experiencia dolorosa, frustrante y larga. Y el remordimiento que Ingrid siente es sincero.

Ingrid ha tomado medidas para contactar a la persona a la que perjudicó, pero hasta ahora sus peticiones no han recibido respuesta. Este proyecto es una de muchas maneras de cómo intenta reparar el daño: desea enseñar a la gente acerca del impacto que el robo de identidad puede ocasionar a otras personas—tanto a residentes de los EEUU como a los mismos inmigrantes.

A pesar de que Ingrid ha servido su condena penal y ha pagado miles de dólares en multas y restitución a través de los años, ICE ahora intenta utilizar su condena para expedir su procedimiento de deportación. ICE busca deportar a Ingrid, simplemente porque puede y quiere. La deportación no era un componente de su condena, y la persona cuya identidad Ingrid asumió tampoco ha pedido que se deportara a Ingrid. Ingrid tiene dos hijos nacidos en los EEUU, su vida aquí es la única vida que han conocido. No obstante, si deportan a Ingrid, tendrán que empezar una vida nueva en un país desconocido y devastado por la pobreza y la inestabilidad política.

La carga de robo de identidad ha destruido cualquiera oportunidad que Ingrid tenía para solicitar una “tarjeta verde”; en caso contrario, si no fuera por esta carga, hubiera sido elegible para solicitarla: una decisión que tomó sin entender plenamente las consecuencias ni el daño que podría ocasionar. La única manera como reestablecer su elegibilidad es por recibir un indulto gubernamental… por consiguiente comparte este mensaje en todas partes para que la gente pueda entender las posibles consecuencias graves de usar una chueca. Eduquemos a la comunidad migrante acerca de los riesgos implícitos en usar chuecas e iniciemos un debate público sobre cómo crear una vía legal a la autorización laboral para los inmigrantes indocumentados.

Recursos